lunes, 7 de junio de 2010

VERTICALIDAD INFINITA


VERTICALIDAD INFINITA

No quiero caminar de frente, como la rana,

ni de lado, como el cangrejo,

ni hacia atrás, como el hombre asustado.

Quiero bajar, como el renacuajo,

al fondo

de las aguas.

O hacia arriba, como el ave

que persigue

una libélula

y no le quita ojo hasta haberla tragado,

sobre mil quinientos

árboles

cubiertos de nieve,

sobre los techos,

sobre las nubes, donde respirar cuesta tanto

como en el mar.

Donde una pluma, desprendida del ala,

vuela años de vientos

hasta tocar suelo.


Ciudad de elefantes, Amargord Ediciones. Saldrá en octubre de 2010.

5 comentarios:

Angus dijo...

Brutal, infinitamente sutil...

Estelle Talavera Baudet dijo...

Gracias... de verdad.

gabby dijo...

tiene latido propio...como de costumbre, me quito el sombrero (mi gorrito mejor) ante tus poemas

Voltios dijo...

OYE ESTELLE, TE LO HE PILLADO EL POEMA, SIN TU PERMISO, PARA LA COLUMNA LATERAL DE MI BLOG, DONDE SUELO COLGAR POEMAS DE LA PEÑA QUE LEO, MUY BUENO POR CIERTO.

Estelle Talavera Baudet dijo...

Cómo me va a molestar!! Todo lo contrario! :)