lunes, 17 de marzo de 2014

La galería del Caos, 19. Gracias, Ángel González González

La Galería del Caos, 19: Estelle Talavera Baudet:


Estelle Talavera Baudet, por Ángel González González


FORMAS DE DESPIDO

Tengo que agradecer mis huellas
las moscas que aplasté y dejé sin camino, los recovecos del alma cansados de disparates
hoy es abril en pleno 2087, caen las pocas hojas que quedan
en las calles que recorren esos músicos callejeros, con la ilusión boba, cadavérica,
a sabiendas, del viejo que ya mastica sin intención de desmenuzar nada.

Un día me perderé en mis desiertos, lo sé
los desplegaré todos como quien infla sus barcas antinaufragio
como el que se hunde por no balancearse sin pesas, por luchar contra la nada y aquella
casa tan gigante para uno solo.

Y aprendo en ocho idiomas la manera de despedirme cordialmente
de balancearme entre, ante, bajo y sobre todos los despojos, por ahora
sólo la imagen de mis pies arriba abajo, en el leve balanceo antes de la gran siesta.


Estelle Talavera Baudet.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Poesía completa, Emily Dickinson



Poesía completa, Emily Dickinson


Trad. Enrique Goicolea. Amargord Ediciones, , 2013. pp. €



Por Estelle Talavera Baudet


Hay joyas que pasan sin pena ni gloria, pero las hay que, tal vez por alineación planetaria, empiezan a surgir en las tertulias, a circular por las manos, a despertar de nuevo en las memorias y resucitar de las viejas librerías. Entonces se deleita uno descifrando sus poemas, transitando por esa profundidad tan personal y arrolladora. Fue así antaño; así ha resurgido hoy día. Y así será dentro de muchos años, porque hay piezas creadas por el ser humano que parecen no ser de este planeta.

Dickinson logra diseñar una foto palpable de su particular forma de mirar en la mente del lector. Ese olor a fotografía, a baño de luz, a tristeza y a exaltación, a desnudez de cuerpo y alma sin escalas de por medio. Idas y vueltas, subidas y bajadas, el ser humano con su cambiante forma, su incongruencia y sus destellos de ingenua esperanza. Esa es Emily.

Amargord Ediciones acaba de sacar del horno una receta perfecta, una delicatessen: las obras completas de la poeta Emily Dickinson: 20.000 versos, 1.789 poemas, un volúmen de más de 1.000 páginas.

El artífice de esta primera obra completa en castellano es Enrique Goicolea, antologuista y traductor de esta obra. Se documentó y consultó para ello diccionarios de inglés americano del siglo XIX, bancos de universidades americanas… No dejó títere con cabeza y, tras más de diez años de trabajo, ha logrado dar un considerable impulso al conocimiento de esta extraña joya literaria. En palabras suyas: «Whitman muestra el mundo por la mañana y Emily Dickinson por la tarde».

Lirismo, introspección, el alma que se alza o se estrella acompañado de la naturaleza, proyectándose en ella hasta la esencia misma, renaciendo en el inicio de las estaciones, alimentándose de ese aire que anticipa la primavera o la nieve o todo a la vez. Su universo es tan absolutamente original, tan suyo, que es imposible no leer sin reblandecerse, sin perderse dentro de sus bosques, sus cumbres, sus flores y abejas.

El Destino es la Casa sin Puerta
a la que se entra desde el Sol;
luego, se empuja lejos la Escalera,
porque es imposible la Evasión.
Es variado, según el Sueño
de lo que hacen en el exterior
-donde las Ardillas juegan, las Bayas se colorean,
y los Abetos se inclinan ante Dios-.
«Los misterios que encierra su poesía son los misterios de la vida misma: el sentido de la existencia, las posibilidades del arte, la necesidad de amar, la belleza y la complejidad que percibimos en el mundo que nos rodea». Enrique Goicolea.

Señores, disfruten del milagro.

miércoles, 30 de enero de 2013

EMILY DICKINSON en ABC


ABC digital


INÉS MARTÍN RODRIGO


Se publica, por primera vez en español, toda la poesía de la autora estadounidense en un extenso volumen de casi mil páginas y 1.789 poemas








Decía Josep Pla (1897-1981) que «traducir es muy difícil, tal vez imposible«. Las elocuentes palabras del autor catalán, gran lector en varios idiomas, adquieren, en el caso de la poesía, un sentido aún mayor. Pero, al hacer referencia a determinados poetas, esa dificultad llega a cobrar vida, al haber construido un universo propio cuya entrada está solo reservada a determinadas personas: sus devotos lectores.
Emily Dickinson es una de esas poetas (1830-1886) que guardan con proceloso cuidado la llave de entrada a su espiritual lirismo, de ahí que, una vez dentro, el invitado (lector, traductor, editor...) viva en un permanente estado de agitación interior. La publicación, por primera vez en español, de la Poesía Completa de la autora estadounidense por la editorial Amargord es, por tanto, unacontecimiento literario digno de celebración, aunque pueda pasar desapercibido para el gran sujeto pasivo que consume libros como masca chicle.
El extenso volumen (son 1016 páginas y 1789 poemas) llega esta semana a las librerías y es fruto de diez años de trabajo de Enrique Goicolea, traductor especializado en la obra de Emily Dickinson, de cuya poesía ha elaborado varias antologías, la última de ellas «El viento comenzó a mecer la hierba», edición ilustrada por Kike de la Rubia y publicada por Nórdica.
Hace seis meses, Goicolea presentó el proyecto a José María Quintana, editor de Amargord, quien en un principio pensó en publicar la extensa obra en dos libros, pero finalmente decidió hacerlo en un único «libro canónico». El adjetivo no es gratuito, ya que los casi 20.000 versos están traducidos con sutil maestría y divididos en tres etapas cronológicas: Mañana, Mediodía y Tarde. Goicolea quiso, de esta forma, emplear un recurso poético muy habitual en la lírica de Dickinson y añadió un cuarto capítulo con los poemas que fue imposible fechar.
Esta Poesía Completa de Emily Dickinson, que no publicó un solo libro en vida (La Publicación es la Subasta / de la Mente del Hombre, dice en uno de sus poemas) sigue la numeración propuesta en 1998 por el profesor de la Universidad de Yale R. W. Franklin y contiene, además, un Índice de Correspondencia de Numeraciones Franklin-Johnson, ya que la edición canónica que Thomas H. Johnson publicó en 1955 sigue siendo la más utilizada, pues los poemas fueron ordenados cronológicamente y con mayor fidelidad a los originales.

La recopilación de su obra

Y es que, la recopilación y posterior publicación de la obra de la poeta fue una ardua labor llevada a cabo por sus familiares y amigos (especialmente su hermana Lavinia, a quien llamaba su Ángel de la Guarda, su amiga Mabel Loomis Todd y su preceptor, el profesor T. W. Higginson) a modo de homenaje tras la muerte de Dickinson. Una muerte que, tan discreta como su vida, le llegó a los 55 años en la casa familiar de Amherst (Massachusetts), donde la poeta permaneció recluida los 20 últimos años de su vida. Este hecho contribuyó a aumentar el halo de misterio que su figura siempre desprendió debido, según Enrique Goicolea, a «su retraimiento, su vida al límite mismo de la locura, la extrañeza y originalidad de sus ideas y sus metáforas».
Ese misterio se advierte en esta edición que presenta, a juicio del traductor, dos aspectos novedosos: «El original universo poético de la autora puede ser inteligible en español y el cuidado de la forma», pues sus poemas «tienen ritmo y musicalidad». Goicolea cree que «el universo poético de Emily Dickinson gira en torno a varios temas recurrentes: la muerte, la Naturaleza, el éxtasis que conseguimos mediante el arte, la desesperación de no encontrar sentido a la vida» y «los misterios que encierra su poesía son los misterios de la vida misma: el sentido de la existencia, las posibilidades del arte, la necesidad de amar, la belleza y la complejidad que percibimos en el mundo que nos rodea».

Walt Whitman

No obstante, la importancia de Emily Dickinson es comparable a la deWalt Whitman (1819-1892), once años mayor que ella y a quien no llegó a conocer, aunque sabía de la existencia de «Hojas de hierba» y había oído decir que la poesía de Whitman era indecente. Son, según Goicolea, «dos poetas muy americanos y muy diferentes, contemporáneos, autodidactas. Vienen a representar la cara y la cruz de la misma moneda. El uno nos muestra el mundo por la mañana, la otra nos lo muestra por la tarde».
¿Y qué hay de su influencia? «En América, ha sido rastreada en poetas como Wallace Stevens y Hart Crane. En Europa es más difícil decirlo, puesto que ha llegado tarde y fragmentariamente. Más bien podríamos hablar de similitudes o coincidencias». Aunque, como asegura Goicolea, «el espíritu del hombre camina por una misma senda y los poetas, donde quiera que estén, van poniendo palabras a sus sentimientos». En este caso, 1789 poemas salidos de un corazón poco cobarde y que, como escribió su admirada Emily Brontë, «no tiembla en la tormentosa esfera del mundo».


martes, 13 de noviembre de 2012

Poemas en imagen... DELICIA. Gracias, Anselmo.

Ganador del festival de cine... Anselmo, eres un artista.
Poemas míos en las expertas manos de Anselmo Gómez. Todo vuestro:

http://vimeo.com/53012645?action=share

http://vimeo.com/52965155?action=share


domingo, 4 de noviembre de 2012

Una generación de fuego. Fractal Poesía


Por Rubén Martín Díaz
 
UNA “GENERACIÓN DE FUEGO”
 
 
 
“La experiencia no es nunca limitada, y no es jamás completa; es una sensibilidad inmensa, una especie de enorme tela de araña, de los más finos hilos de seda, suspendida en la cámara de la conciencia, y que capta en su tejido todas las partículas llevadas por el aire. Es la atmósfera misma de la inteligencia; y cuando ésta es imaginativa, y más aún cuando ocurre que es la de un hombre genial, trae hacia sí los más débiles asomos de vida, convierte las vibraciones del aire en revelaciones.”
Henry James
 
 
El año pasado Fractal dibujó un panorama cultural tan saludable como enriquecedor en la ciudad de Albacete. Cuatro días de actos poéticos de diversa índole no salvan a un país de una crisis socioeconómica como la que acontece, pero da para que una ciudad ilusionada con las artes encuentre en la amistad y el compañerismo el mayor antídoto para contrarrestar la peor de todas las crisis: el silencio de una generación casi perdida. En una famosa entrevista, realizada por George Plinton y publicada originariamente en la revista The Paris Review en 1958, Ernest Hemingway aseguró que “las preocupaciones destruyen la capacidad de escribir”. El término “escribir”, como todo buen amante de la literatura conoce, es sinónimo directo del término “vivir”. Diríase, por tanto, que si el escritor que es verdadero escritor no escribe es porque está muerto, aunque la vida sea testigo de su paso por ella. Sin embargo, la historia nos dice otra cosa: que en los períodos de máxima preocupación para el hombre, una obra fértil y potente ha sembrado el camino de los más elevados versos y la más profunda prosa. La llamada Generación de Fin de Siglo buscó la regeneración de una realidad española y mundial decaída, adoptando como base un nuevo orden de valores y una nueva sensibilidad estética de las letras hispanas. Los poetas del 27, por su parte, hicieron frente a los problemas que habían puesto freno a la modernización en etapas anteriores y, sin ninguna duda, sufrieron los peores sucesos políticos del primer tercio del siglo XX. Por todo esto y más, queda demostrado que la poesía rema bien contra la adversidad, se crece y, siempre, siempre sale airosa.
 
Este año Fractal llega con más fuerza a tierras manchegas, y el llano vuelve a estar en llamas. Los poetas han armado sus gargantas para cantar lo auténtico, lo verdadero, volando lejos sobre el lodazal e impregnando de poesía el mundo a través de una sola voz que aúna a su vez todas las voces de una generación que yo me resisto a creer perdida, que yo, tomando prestada la denominación francesa y haciéndole un guiño a aquella magnífica generación de escritores norteamericanos de los años 20, prefiero llamar “Generación de Fuego”.
 
La calidad recogida en las páginas que siguen a este prólogo está fuera de toda duda. En esta ocasión hemos tenido a bien abrir el valioso abanico de la más reciente poesía contemporánea, no limitando la inclusión de autores ni por edad ni por tiempo de dedicación a este noble arte de la palabra, y dándonos así el capricho de contar con algunas de las voces más interesantes y destacadas del panorama español actual junto con otras cuyo período de evolución se cuece con lentos pero firmes pasos. Por lo tanto, el menú que hemos dispuesto es rico y variado, como muestra de los numerosos y diferentes estilos que a día de hoy se cultivan a lo largo y ancho de nuestro país. Además, otra diferencia con respecto al año pasado es una menor cuantía de poetas que conforman este libro, con el fin de que cada uno de ellos disponga de un espacio mayor para dar a conocer las características de su obra. Y contamos con poemas inéditos (hermosísimos, valiosos) que adelantan nuevos matices y recursos de sus respectivas producciones; en definitiva, un primer acercamiento a esos horizontes recién iluminados que para el lector aún están por descubrir. Concretamente, son quince los autores que se suman a la lista de Fractal Poesía, una larga lista en la que prima lo sincero y lo humano, lo sentido y lo real, lo auténtico y lo absoluto. Porque el poeta vive en todo ello, y transforma la realidad (del modo en que la realidad lo transforma a él) para salvarse; transformación como cambio necesario a través de un proceso creativo brutalmente contenido donde el lenguaje juega un papel principal. Así lo constató Hugo Friedrich en su Estructura de la lírica moderna: “Los poetas están solos ante el lenguaje, pero este solo basta para salvarlos. Incluso los más solitarios saben que con ello pertenecen a una eternidad, es decir, a la eterna libertad del lenguaje para inventar, jugar, cantar y transformar”.
Fractal llega, por segundo año consecutivo, para enaltecer el valor de la expresión poética y trasmitir su no silencio en una época de valores perdidos en la que se le está tomando continuamente el pulso a la palabra, haciendo banal su significado y su fuerza de reafirmación para el compromiso con la sociedad presente. Es ridículo pretender obviar a la cultura; la palabra libre se alza como estandarte, y todo apunta a pensar que una nueva Generación de Fuego ha tomado el llano en honor a la verdad. Y la verdad, como diría Nietzsche, es de orden poético.
 
La poesía vive en la llama.
 
Señoras y señores, con ustedes los Poetas.
 
 
 
Una generación de Fuego, así se llama la antología que han realizado con motivo del 2º Festival Fractal de Poesía de Albacete. Con esta publicación pretenden que el hecho de realizar un festival, un encuentro, unas jornadas en las que la poesía sea un vínculo amistoso, se convierta además en un espejo en el que cualquier lector pueda ver aquello que se ha propuesto de una manera calmada y tranquila. Así se proponen que cada año Fractal Poesía recoja una inquietud poética y la convierta en papel.
 
Esta antología incluye los trabajos de:  
 
Jesús Bernal
Mercedes Díaz Villarías
Juan Andrés García Román
Sara Herrera Peralta
Javier Lorenzo Candel
Luis Martínez-Falero
José Martínez Ros
José Ignacio Montoto Mariscal
Antonio Praena
David Eloy Rodríguez
Elena Román
Basilio Sánchez
Estelle Talavera
Javier Temprado
Arturo Tendero
 
Podrán localizar la antología en cualquier momento del desarrollo del Festival y también bajo pedido a través de esta dirección de correo: matiasmclemente@hotmail.com
 
 

jueves, 7 de junio de 2012

No tengo miedo


jueves, junio 07, 2012

No tengo miedo, Niccolò Ammaniti

Trad. Juan Manuel Salmerón. Anagrama, Barcelona, 2011. 225 pp. 17,90 €

Estelle Talavera Baudet

Si ya es complicado tejer una teleraña resistente a la lectura, la interiorización, el universo fuera de este mundo, sin que se rompa y nos decolguemos, más aún es lograrlo desde el mundo visto, masticado e intuido por un chaval de unos 8 años.
Lo que logra Niccolò es inaudito. Yo, como adulta, entre líneas veo los precipicios que él ignora y observa con curiosidad. Veo las personalidades, las amenazas, las falsedades no dichas, los gestos (claros, no obvios pero magníficamente tejidos entre tanta inocencia; sorprendentemente efectivos), el curso lento pero constante hacia la tragedia. Y es espeluznante intuir esa tragedia entre ruedas de bici, juegos de pelota, carreras sin aliento hasta la casa abandonada...
La vida familiar aparentemente normal se va mezclando y enrareciendo, y poco a poco hacen de este niño un adulto a punto de eclosionar. Realmente No tengo miedo es el comienzo del miedo, la pérdida total de esa siesta interminable, un día de calor, bajo un árbol, para adentrarse en líneas torcidas, para ir descarrilando, lentamente, hasta dar de bruces contra el suelo. Como se ha dicho de él acertadamente: «…el difícil aprendizaje del manejo del poder y del conocimiento que viene del mundo adulto…»
No hablaré del argumento, pues descubrirlo poco a poco de la mano del protagonista es lo que realmente nos deja, como lector adulto, acostumbrado a otro tipo de narración “de tú a tú”, con la boca abierta, con el alma en vilo, el corazón latiendo al ritmo de los pedales de esa bici, a veces pidiéndole que visite aquella casa, otras que se aleje corriendo y desaparezca. Y es inevitable pedalear con él, tratar de calmarle, avisarle, explicarle, acunarle. Ammaniti logra, como no había visto antes, plantear de forma convincente y real, muchos de los conflictos de la edad del despertar, y en ningún momento su inocencia o su lenguaje, nos deja atrás, sino que no deseamos, al final, ningún otro lenguaje que el que sale de un corazón tan tierno todavía, tan limpio y espontáneo. Tan sin miedo aún. Sorprendentemente.
Conmovedora, esta historia atrapa y engulle, y terminársela duele por muchas razones.
Pocos libros recomiendo encarecidamente. Pero este es uno de ellos.


lunes, 4 de junio de 2012

Gracias...

Gracias, Beatriz Salas, por este espontáneo y cariñoso guiño.
Ahí os dejo la sorpresa (audio): http://beatrizsalas10.blogspot.com.es/2012/06/estelle-talavera-baudet-la-noche-larga.html 

viernes, 23 de marzo de 2012

CORUÑA MAYÚSCULA hace honor a la palabra





Gran comienzo de un festival que celebra la palabra:

CORUÑA MAYÚSCULA

(20-21-22 marzo 2012) Centro ÁGORA.

www.corunamayuscula.es


Para muchos de los que fuimos invitados (imagino que para todos, no me cabe la menor duda), el festival se quedará impreso en nuestras retinas.

Que hoy día algo así germine y no quede marchito, sino que apunte maneras y brote y crezca como el más fuerte de los troncos, es poco menos que un milagro. Y quiero creer que no se trata de un milagro, sino de la combinación de riesgo, apuesta y dar en el blanco. O más bien, de la combinación de buenas ideas + supervivencia del arte.

Pedro Ramos (dirección y coordinación), Javier Pintor (subdirección), Juan Carlos Sanmiguel y Estíbaliz Espinosa (asesores), son los culpables de habernos concentrado en este ambiente tan especial, una burbuja que nos ha sacado de nuestras vidas ajetreadas para detenernos de nuevo en el descubrimiento de las múltiples virtudes de la palabra en todas sus formas y entender definitivamente que, de haber límites, los ponemos nosotros mismos.

El elenco era de quitarse el sombrero, y para mí estar entre todos ellos ha sido y será siempre un verdadero honor:

Aparte de los ya citados organizadores (y poetas, comunicadores, narradores y cosechadores de fuerza), estuvieron al pie del cañón: Ana Rossetti, Ángel de la Cruz, Ángel Petisme, Ángel Zapata, Antía Otero, Antón Castro, Camilo Franco, Chantal Maillard, Clara Janés, Eduardo Estévez, Eduardo Riestra, Elena Medel, Estelle Talavera, Estevo Creus, Gonzalo Escarpa, Gracia Iglesias, Guillermina Royo-Villanova, José María Paz Gago, Lino Braxe, Luis Alberto de Cuenca, Luis García Montero, Luz Pozo Garza, Manuel Rodríguez, Manuel Vilas, María José Arrojo, Sofía Castañón, Xavier Seoane y Yolanda Castaño.


Talleres, mesas redondas, combates de palabra en mano, recitales maratonianos, clases prácticas y pseudosuicidas a institutos enteros (quienes, por cierto, fueron un público excepcional, receptivo y decididamente alentador), han hecho de estos 3 días un auténtico festín para los oídos y la vista. De lo más tradicional a lo más experimental.

Ha impregnado este circular de poetas, escritores, educadores y críticos la variedad de texturas, colores, formas y artes. Tan distintos unos de otros que era imposible el hastío ni el aturdimiento, sino la actividad y las ganas de más. De mucho más.

No cabe duda de que este es el primero de muchos otros.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Me marcho a Coruña!!!


CORUÑA MAYÚSCULA, la fiesta de la palabra

Nace el Festival CoruñaMayúscula, la fiesta de la palabra. Patrocinado por el Ayuntamiento de A Coruña y con la participación de la Diputación de A Coruña, Ámbito Cultural de El Corte Inglés, Coca-Cola y la colaboración de Hotel Zenit, Viajes Cuzco y el Restaurante Oído cocina, del 20 al 22 de marzo, en el Centro Ágora, se darán cita más de treinta autores, los más destacados de todo el panorama nacional. La poeta y traductora Clara Janés, el guionista Ángel de la Cruz (reciente ganador de un Goya), el poeta Luis García Montero, el escritor Manuel Vilas, Chantal Maillard, Yolanda Castaño, Luis Alberto de Cuenca y Almudena Guzmán, entre otros, compartirán en estos tres días multitud de actividades relacionadas con la palabra donde también habrá talleres de escritura y poesía que serán coordinados por dos de los profesores más importantes: Ángel Zapata y Ana Rossetti.

Programa

El día 20 de marzo estará dedicado al cine con la proyección de la película de animación en 2D, Arrugas. Será a las 18 horas. Posteriormente, sobre las 19:30, Ángel de la Cruz, guionista de la cinta, charlará sobre el proceso de adaptación de la novela gráfica original de Paco Roca a la gran pantalla. A las 20:30, será el turno de la poeta y traductora Clara Janés que, de la mano de Manuel Rodríguez, repasará su trayectoria y comentará los problemas con los que se ha enfrentado a lo largo de su carrera. Para terminar el día, Lino Braxe presentará a Luis García Montero que realizará una lectura de sus poemas.

El día 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía según la UNESCO, estará también dedicado a los adolescentes, que podrán asistir en directo al recital de Antía Otero, Gracia Iglesias y Antón Castro. Esta actividad se enmarca dentro del programa “Cidade Educadora” y cuenta con el apoyo de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de A Coruña. Ya por la tarde, continuarán los talleres de relato y poesía, simultáneamente a partir de las 19:30 horas, José Mª Paz Gago, Yolanda Castaño y Guillermina Royo-Villanova dialogarán sobre el futuro de la poesía, ¿tiene futuro? Para saber la respuesta, habrá que esperar al día 21, en el Aula 9 del Centro Ágora, donde, a partir de las 20:30 horas Manuel Vilas se enfrentará a Camilo Franco en un combate verbal que nos permitirá aproximarnos a uno de los autores más explosivos del panorama actual. Por la noche, para celebrar el Día Mundial de la Poesía, Pedro Ramos, director del Festival CoruñaMayúscula, la fiesta de la palabra, presentará un recital en el que se darán cita 11 voces completamente distintas de toda la geografía española. Tendrán sólo 6 minutos para convencernos de quién es mejor. Por orden alfabético: Sofía Castañón, Antón Castro, Estevo Creus, Gonzalo Escarpa, Estíbaliz Espinosa, Eduardo Estévez, Gracia Iglesias, Elena Medel, Antía Otero, Ángel Petisme y Estelle Talavera Baudet. Tras este recital, todos aquellos que lo deseen, y que se hayan inscrito previamente a través del correo electrónico palabra@coruñamayuscula.es, podrán leer sus propios textos. Sólo con una condición: la lectura no podrá superar los 3 minutos. Esta actividad, conocida como micrófono abierto, tiene el sugerente nombre de “Límite 24 horas”.

El 22 de marzo por la mañana volverá a ser el turno de los Institutos de Enseñanza Secundaria, hasta 500 adolescentes disfrutarán en directo de la segunda parte del programa especial “Cidade Educadora” con Estíbaliz Espinosa, Sofía Castañón y Estelle Talavera. Por la tarde, además de la última sesión de lo talleres, a partir de las 18:30, será el turno de Chantal Maillard que a través de un dialogo con Javier Pintor y Xavier Seoane repasará su obra y leerá algunos de sus textos. Después, 20:30 horas, Luis Alberto de Cuenca y Almudena Guzmán conversarán con María José Arrojo sobre Literatura con Mayúsculas para, posteriormente, dar paso a Luz Pozo Garza que leerá unas palabras de clausura antes del último espectáculo del Festival CoruñaMayúscula, la fiesta de la palabra 2012, Personificación por AFTERPOP FERNÁNDEZ & FERNÁNDEZ un espectáculo que ha situado a Afterpop Fernández & Fernández como un referente ineludible en la escena del spoken nacional.

Más información en www.coruñamayuscula.es

sábado, 3 de marzo de 2012

Reseña y poema en AGITADORAS, número 31 (marzo 2012)


Ha sido una sorpresa encontrarme con el nuevo número de la revista AGITADORAS.
Aparte, obviamente, de la calidad de todos los que han publicado en este número (echadle un vistazo), me he llevado una alegría al ver que habían publicado una reseña y un poema míos.

Aquí os dejo el link a la REVISTA, a la RESEÑA y al POEMA.

Y os pongo los dientes largos, porque esta es la tropa de este mes:

Alberto Rojo, Marta Rivera de la Cruz, Ángela Armero, Lalo Borja, Holly, Jan Hamminga , Josep Oliver, Ricardo López, Ana Márquez, Ángela Mallén, Norberto Alcocer, Inés Matute, Joaquín Lloréns , Rafael Reig, Mª Ángeles Cabré , Rosa Mª Ortega, Macky Chuca, Lullu, Jesús Zomeño, Luís Arturo Hernández, David Torres, Estelle Talavera, Vicente Muñoz, Héctor Ranea, Agustín Fernández Mallo, Itziar Mínguez, Il Gatopando, Inma Luna, María Aixa Sanz, Ramón Zarragoitia, Carmen Camacho, Francisco Gómez, Rolando Revagliatti, Eva Medina, Paco Piquer, Ramón Asquerino y Jordi Macarulla.

¡A disfrutar!

**********************************************

La Noche Larga Cruza Madrid


Tiembla con pasos felinos el agua de los charcos.
A mis pies un lecho de hojas
amarillas,
muertas,
de árboles que, dormidos por el frío, han perdido
su manta. Desvestidos de escarcha,
sus brazos alzados
petrificados al segundo de clamar,
piel de cortezas medio rotas
en el grito del gesto, esa pose eléctrica y
muda.

Todo yace en las luces ausentes de farola.
Noches muy negras sin nieve aún,
cielo pintado de salmón oscuro.
Los semáforos cambiando
de color
para nadie.

Baile lento de rascacielos
en noviembre,
con tintineos rojos, ámbar,
verdes, en el lento
avanzar de la escarcha.

Duermo noches a intervalos
frente a sus copas, ramas alborotadas, sus frentes
marchitas de árboles cercados, callados, acotados
en sus parques calados de aire
de fantasma, así,
en plena noche urbanita.

En la cabina de teléfono
un indigente en posición fetal,
duerme sus pies negros contra el cristal; las horas
que tiemblan y palidecen
y mueren sin morfina.
El timbre ausente de un teléfono roto, arrancado,
le despierta y, por un segundo, piensa,
absurdamente,
en ponerse albornoz, zapatillas y correr a descolgar.

La noche larga cruza Madrid.


viernes, 27 de enero de 2012

I PREMIO INTERNACIONAL DE RELATOS CERVEZA-FICCIÓN


AMARGORD EDICIONES, junto con AMSTEL y LA FÁBRICA, convocan el I Premio Internacional de Relatos Ceveza-Ficción.

Para echarle un vistazo a las bases, pincha AQUÍ.


jueves, 19 de enero de 2012

Amor manual

Amor manual

“Amor manual”, Ángel Muñoz

Ed. Talentura www.talenturalibros.com

Por Estelle Talavera Baudet


Publicado en CULTURAMAS

Descifrando

Quién no desearía un manual del amor. Del amor fraternal, del amor al prójimo, del amor a las calles que pisamos día a día, del amor a uno mismo, del amor carnal, del fiero y salvaje amor que nos despierta de madrugada y nos hace comportarnos como niños asustados. El amor que se frustra en la encimera de la cocina o en la parada del autobús. Ese amor distorsionado por la lente sucia de uno mismo; ese amor oculto bajo las uñas o entre la fina filigrana de la culpa o de la admiración. Líneas que se cruzan casi en el mismo momento en que se descruzan de lo finas que son.

Para Ángel Muñoz la felicidad y la desgracia están pegaditas, juntas como hermanas que se tiran del pelo pero se escuchan. Y es tan fácil retroceder cuando se debe avanzar, y lanzarse cuando en frente la pared tiene hasta pinchos.

“Amor manual” (buen juego de palabras, por otro lado), rescata esas sensaciones casi efímeras que uno querría poder pronunciar pero que, sin embargo, apenas intentamos atraparlas en nuestra mente, se desvanecen, como quien pretende recordar un sueño y contarlo en voz alta.

Versos cortos, algunos crípticos que requieren varias lecturas y dejar de tocar el suelo por un momento. Otros poemas directos y que dejan desnucado. Palabras desnudas, elegidas con precisión de cirujano; difíciles de intercambiar; imposibles de emular. Perfectas. Cuatro versos bastan para desarmar esa delicada telaraña que tejemos los humanos al mirarnos. Con cuatro versos armamos y desarmamos, como un juego, la torre incauta y falsa que elevamos y rezamos sin apenas darnos cuenta, para no tentar a la suerte y descubrir que el puzle que formamos no termina de cuajar.



a Carlos

Todavía aprendiz

en la cadencia

de escalar peldaños.

Obstinación de martillo.

Hender el cuello

cuando la soga

y la silla.

*****

a Guillermo, el hermano

Omitiste el consejo.

Entrar en la espiral

de obcecarse con alguien

sólo traerá una mandíbula desencajada.

Elabora

otro barro de ti

con paciencia de hormiga.

*****

Nada lamentable

pisar un sex shop

si el sonido de monedas en la ranura

te apacigua.

Boquear fuera del hábitat

si los maniquíes

salvan tu naufragio.

*****

Antes tu amiga

Insistíamos en predecir algo

que no tiene pautas.

Con el oficio de la piedra

interpuso sus dedos.

Después un montón de calderilla

desde cualquier parte.

El hábito de tu perfil a mi paladar.

Tu espalda de maceta.

*****

Fiel

Encerrar la poligamia.

Seguir las paralelas

que trazan tu índice y el mío.

Templar la intuición

por si el despeño.

*****

Juguetes rotos

Salto sin red

al aferrarme a tu espectro.

Recogí flores marchitas

en el mismo lugar

donde otro daba cuerda

a tu reloj.

Deidad aburrida

de nuestro ahínco

en el juego.

Regresar con reclamo de embudo.

*****

Manual

Aguantar con sapiencia de agua

el hediondo surco depresivo

que en dos años impidió

mantener los párpados móviles.

Me falta tu aplomo

aunque copulase sin agrado.

Entendí a tiempo el manual.

Ángel Muñoz (Madrid, 1977) es licenciado en Historia del Arte. Primero fue la poesía, luego la disciplina de congelar el tiempo mediante una cámara fotográfica, ¿o fue al revés?
Realmente son los dos espacios en los que más cómodo me encuentro, no por ello quiere decir que los trabaje con todo el acierto que quisiera. Ahora es cuando la prosa empieza a envolverme.

He participado en varias antologías: “Puta poesía” de Ferrán Fernández (Ed. Luces de Gálibo), “Talla G” (Ed. Lalunaesmía), “Heterogéneos” (Ed. Escalera), “Al otro lado del espejo-Narrando contracorriente” (Ed. Escalera). He coordinado mi propia antología poética: “Poetrastos (por favor, tratar con cariño) (Ed. LVR[ediciones)
Y tengo algún que otro poemario que alguna editorial valiente ha tenido coraje para publicarme: “Ya no leo tebeos de Wonderwoman” (Ed. Groenlandia), “Como Ulises en una cacharrería” (Ed. Bohodón), “Amor manual” (Ed. Talentura libros)

Actualmente, junto a José Naveiras, trato de llevar a buen puerto la editorial de LA VIDA RIMA ASOCIACION CULTURAL, LVR[ediciones.
Debido a diversas circunstancias ha decidido volverse escueto en presencia y letra.

Escribir y mirarse de puertas adentro, donde las historias auténticas brotan.